Madeira es una isla con dos caras, su cara sur: soleada, calurosa, densamente poblada; y su cara norte: salvaje, fría, ventosa y mucho más rural. Cada cara de la isla tiene sus ventajas y desventajas, pero seguramente si viajas a Madeira es para conocer todos los mágicos rincones que aguarda. En este artículo te descubriremos 30 lugares, que ver en Madeira, entre pueblos, playas, miradores y rutas de senderismo. ¿Vamos allá?

Cómo viajar a Madeira

Hasta hace pocos años existía la posibilidad de viajar en ferry desde Canarias hasta Madeira, pero actualmente tu única opción es en avión. Y no ayuda mucho enterarte de que el aeropuerto de Madeira está en la lista de los más peligrosos del mundo 😅, aunque no te preocupes, ese título lo obtuvo antes de que alargaran la pista casi 1 km debido a un accidente aéreo.

Avión de Binter aterrizando en Aeropuerto de Madeira
Avión de Binter aterrizando en Aeropuerto de Madeira

Volando puedes considerar varias aerolíneas como la portuguesa TAP o la española Vueling, que tienen vuelos regulares a la isla a precios competitivos. Como siempre, considera comprar el vuelo con antelación para obtener los mejores precios. Nosotros lo hicimos desde Canarias con la compañía Binter.

Alquiler de coches en Madeira

Al ser Madeira una isla con gran reclamo turístico, el catálogo de empresas que alquilan coches es amplia, pero cuidado, porque la diferencia de precio entre ellas es notable. Las compañías más populares tienen precios realmente abusivos. La mejor opción es buscar empresas locales y contratarles el alquiler vía web con anterioridad, así podrás acceder a descuentos interesantes.

Nosotros estuvimos investigando bastante y, en el momento que nosotros viajamos, la empresa con los precios más competitivos era 7M Rent a car, con la que pagamos, en temporada súper baja, 11 euros al día por su coche más básico.

Cuál es la mejor temporada para visitar Madeira

No es fácil responder a esta pregunta, pues cada estación tiene sus ventajas y desventajas. Para nosotros lo más importante, que marcó las fechas más que ninguna otra cosa, fue el presupuesto que teníamos para viajar durante 1 mes completo por el archipiélago de Madeira. Y es que la diferencia de precios entre los meses de invierno y el resto del año es enorme, llegando a multiplicar por 10 el precio si viajas en verano.

Más allá del presupuesto, es interesante que tengas en consideración otros factores. Bañarte en sus playas y piscinas en invierno es durillo debido a los fríos vientos alisios. Para disfrutar del sol y el agua, la mejor época fuera de temporada alta es septiembre-octubre. Para hacer senderismo y disfrutar de los paisajes más verdes y las cascadas más caudalosas, la mejor época es la primavera. En invierno es cuando la naturaleza está más salvaje, pero esto es debido a que las lluvias, la niebla y el frío son más frecuentes, tenlo en cuenta.

Recomendación de actividades si vas a Madeira

La oferta de actividades en la isla de Madeira es enorme y, quizás, creas que todas son interesantes, pero queremos daros un par de consejos. En Madeira verás muchos tours, con taxi y 4×4. A nuestro parecer no merecen la pena, pues no te llevan a ningún sitio realmente excepcional que no puedas ir con tu propio pie.
Las propuestas que te aconsejamos son las que incumben el Turismo Activo, por ejemplo, hecha un vistazo a esta actividad de barranquismo, aprovechando que Madeira tienes unas gargantas espectaculares. Y, sin salir del agua, también son superinteresantes hacer este bautizo de buceo en su Reserva Natural o esta excursión en kayak por la preciosa Punta de São Lourenço.

En conclusión, si buscas sol, playa y visitar los puntos más icónicos, siempre que puedas permitírtelo, ves en verano y sino en septiembre u octubre. Si buscas la Madeira más salvaje, primavera es el momento ideal, aunque cuanto más calor más suben los precios. Y si viajas a lo low cost, diciembre y enero son tus meses, pero llévate ropa de abrigo e impermeable para las rutas de senderismo.

Dónde alojarte en Madeira

Aquí tenemos una propuesta inteligente que hacerte. Aunque las comunicaciones en Madeira son bastante buenas gracias a su red de túneles, creemos que para aprovechar lo mejor posible tu tiempo y garantizarte que puedas verlo todo, una buena apuesta es que escojas 2 o 3 destinos distintos donde alojarte en los días que vayas a estar en Madeira.

Nuestra recomendación es que el primer lugar sea, obviamente, cerca de la capital Funchal, de la que ya te hablamos en nuestro artículo sobre Qué ver en Funchal. El segundo lugar, puede ser alguna población de la costa norte como Porto Moniz, Seixal o São Vicente, la que nosotros escogimos por su ubicación más centrada. Y por último, un tercer alojamiento en la punta este de la isla, en las poblaciones de Machico o Caniçal, desde donde visitar la Ponta de São Lourenço y también una de las vías más rápidas para acceder al Macizo Central.

Mejores playas y piscinas que ver en Madeira

La isla de Madeira no es precisamente un destino playero, para eso ya está su isla vecina Porto Santo, de la que te hablamos en este mismo artículo con la playa dorada, considerada según revistas, la mejor playa de Europa.

Aun así, no te preocupes que no te irás de Madeira sin un bañito en alguna de sus playas o piscinas naturales de agua cristalina.

Playa de Calheta

Una de las dos únicas playas de arena amarilla de la isla, arena que no es natural, sino que fue llevada desde el Sáhara. Es una playa turística, construida con grandes espigones para garantizar unas aguas siempre calmadas y que el oleaje no se lleve su arena.

Playa de Machico

La segunda playa de arena amarilla, también importada del Sáhara, pues la isla es de origen volcánico y su costa es mayormente de calhaus (piedras). Esta playa se encuentra al resguardo protegida por el espigón del puerto deportivo de la ciudad. Sus aguas son cristalinas y el ambiente menos turístico y más familiar que en Calheta.

Playa de Garajau

Esta playa, formada por calhaus (piedras) tiene la fortuna de encontrarse dentro de una Reserva Marina de 6 km de longitud que protege sus aguas, prohibiendo el uso de embarcaciones y pesca en ella. Gracias a esto, la Praia Garajau es un auténtico oasis marino lleno de vida. Existe la posibilidad de hacer submarinismo en ella y conocer a una popular familia de meros, bautizados y todo 😅, que saludan a todo aquel que les visitan.

Para visitar esta playa ten en cuenta que no se puede aparcar abajo, en invierno podrás hacerlo a medio camino, antes de la puerta de acceso, pero en verano te tocará estacionar en el aparcamiento del teleférico y decidir si bajas con él o andando 1.5 km.

Echa un vistazo a esta propuesta con todo incluido

Si te ha gustado el plan de submarinismo, te interesa ser previsor y reservar la actividad antes de viajar a Madeira. Te recomendamos hacerlo a través de este enlace donde ya te incluyen todo lo necesario, incluso el teleférico.

Piscinas de Porto Moniz (novas y velhas)

En la costa noroeste se encuentra Porto Moniz, una de las poblaciones más turísticas de la isla, donde el clima no llega a ser tan severo como en el resto de costa norte. En esta población puedes encontrar dos complejos de piscinas naturales donde bañarte entre coladas de lava. Una de ellas, a la que te llevan todos los carteles del pueblo, son las Piscinas Naturales de Porto Moniz, un complejo de pago lleno de servicios como baños, duchas, restaurantes, etc.

Por suerte tuya, hay otras piscinas, un poco menos conocidas, pero para nuestro gusto infinitamente más bonitas, que son las Piscinas Velhas do Porto Moniz. Unas piscinas laberínticas, entre enormes coladas de lava, de aguas verdes cristalinas.

Poça das Lesmas (Piscina natural de Seixal)

Cerca de Porto Moniz, más al este, existe una espectacular piscina natural de aguas cristalinas, bajo un enorme arco basáltico, que es muy poco conocida y probablemente sea uno de los rincones costeros más espectaculares de toda la costa norte.

Y es que, en parte, es poco conocida debido a que su acceso no es nada cómodo, pues para llegar tienes dos opciones, aparcar en la carretera e ir a pie o bajar por un camino de pendiente muy pronunciada, que no todos los vehículos te suben. Pero confiad en nosotros, que la piscina merece mucho la pena.

Bonus extra: Ponta do São Lourenço

No es una playa como tal, es todo un enclave natural en el límite oriental de la isla, donde encontrarás varias playas espectaculares de aguas turquesas cristalinas entre enormes acantilados. Durante la ruta de senderismo (que tienes en este mismo artículo) verás un par de desvíos a estas playas que, sinceramente, merecen muchísimo la pena. Para nosotros las mejores por sus condiciones de sol, paisaje y sin el viento frío del norte.

Mejores miradores que ver en Madeira

Cuando llegamos a la isla, después de alojarnos y hacer las pertinentes compras, lo primero que hicimos fue subir hasta uno de los miradores que hay en la zona central de la isla, la más montañosa y natural. Fue en ese momento, ya en el primer día de viaje, que entendimos la belleza abrumadora que tenía Madeira en su interior. Así que nuestra recomendación es que no desaproveches de subir, cuanto antes, a uno de estos miradores y te emborraches de naturaleza desbordante.

Mirador Eira do Serrado

Uno de los miradores más importantes, espectaculares y frecuentados por los turistas, pero que no puedes dejar pasar de visitarlo. Una pequeña pasarela de 400 metros te llevará hasta un balcón espectacular a casi 1.100 metros de altitud, desde donde apreciar las enormes y verdes montañas del macizo central desde su lado sur.

Mirador Boca dos Enamorados

Muy cerca del mirador Eira do Serrado, desde otra perspectiva más frontal, aparece este mirador mucho menos turístico que su vecino, pero también de gran belleza, desde donde observar con claridad la espectacularidad del valle Curral das Freiras, una zona habitada custodiada por gigantes verdes.

Mirador Cabo Girão

Que ver en Madeira. Cabo Girao.

Este mirador es especial por encontrarse en el cabo, que le da nombre, el más alto de Europa, con 589 metros de altitud. Al visitar este masificado mirador te encontrarás con una pasarela de cristal suspendida, tipo skywalk, desde la cual podrás apreciar de la mejor manera posible la enorme altitud del acantilado sobre el que se sujeta.


Bajo tus pies, a casi 600 metros, verás una pequeña fajana, repleta de campos agrícolas, a los que sus trabajadores solo pueden acceder vía mar.


Las vistas panorámicas hacia el este también merecen mucho la pena, apreciándose en un primer plano la población de Cámara de Lobos y, más al fondo, la capital Funchal.

Mirador do Precipicio

Este mirador, cerca del límite suroeste de la isla, te ofrece una panorámica privilegiada sobre las poblaciones pesqueras de Paul do Mar y Jardim do Mar y los enormes acantilados verdes que se alzan a sus espaldas. También es un enclave perfecto para admirar el buenísimo oleaje que frecuenta esta zona de costa y que es muy anhelado por los surfistas locales.

Mirador Achadas da Cruz

Un nuevo mirador desde lo alto de un acantilado con campos agrícolas en la parte inferior pegada al mar. Pero este mirador tiene algo que le hace ser relevante por delante de muchos otros y es su teleférico. El teleférico con mayor desnivel vertical de Europa, llegando al 98% de inclinación, vamos, que baja prácticamente vertical, dándote una sensación de vértigo inigualable.

También desde este mirador podrás ver un segundo teleférico usado en exclusiva para el transporte de material agrícola y es que la fajana que hay bajo él tiene una de las tierras más fértiles de la isla.

Mirador Ribeira da Janela

En este mirador dejamos de volar como pájaros por las alturas y nos situamos a la altura del mar, consiguiendo así una perspectiva privilegiada de los verdes acantilados, fusionándose con el azul intenso del océano en esta costa norte.

Desde este enclave, además, también es posible observar las formaciones rocosas en el mar erosionadas por años de impetuoso oleaje, llamadas Ilheus de Janela.

Mirador Quinta do Furão

Curioso mirador, dentro del recinto hotelero Quinta do Furão, pero con una servidumbre que te permite llegar hasta él y así disfrutar de sus vistas sobre el límite de la costa noreste de la isla. Situado sobre el acantilado de Achada do Gramacho, desde aquí se aprecia un paisaje radical con una enorme cascada que se precipita hacia al mar rápidamente y el enorme islote de Viúva, con una altura de 94 metros.

Mirador de Guindaste

Uno de los miradores más populares de la costa norte de Madeira, desde el cual tienes un paisaje de gran belleza sobre los acantilados rocosos de Foz da Ribeira. Además, este mirador ofrece una panorámica bastante amplia que alcanza desde la población de Faial hasta el límite de la Ponta de São Lourenço, en el punto más oriental de Madeira.

Mejores rutas de senderismo que hacer en Madeira

Si nos preguntasen si Madeira es más un destino de playa y sol o un destino de turismo activo haciendo senderismo, barranquismo, BTT, etc., sin dudarlo ni un momento abogaríamos por el segundo. Después de un mes viajando por este archipiélago y muchos, muchísimos, quilómetros a nuestros pies que puedes cotillear en nuestro perfil de Wikiloc, os dejamos la selección de las que, para nosotros, son las mejores excursiones de senderismo que hacer en Madeira.

Levada Nova – Levada Moinho, en Ponta do Sol

Una preciosa y muy asequible ruta que te lleva, siguiendo antiguas levadas (canales de agua), por un precioso valle repleto de vegetación verde, por el que irás cruzando varios arroyos e incluso un túnel. Al salir del túnel llegarás a una increíble cascada, la cual podrás pasar por debajo. La ruta vuelve por una segunda levada, la Levada do Moinho, hasta volver a la zona poblada.

Te dejamos el track de Wikiloc, nuestra APP favorita de mapas outdoor, para que te lo puedas descargar y así seguir de manera offline:

Powered by Wikiloc

PR6 Levada 25 Fontes y PR6.1 Levada do Risco

Una de las rutas más icónicas de Madeira gracias a la espectacularidad del entorno y sus cascadas. Esta ruta aprovecha la proximidad entre dos senderos oficiales para unirlos en una sola y poder ver así dos de las más importantes cascadas de Madeira, la Cascada do Risco y la Cascada 25 Fontes, que recibe este nombre gracias a que en épocas de mayor precipitación el agua baja hasta por 25 puntos diferentes.

La ruta empieza bajando por una pista asfaltada cerrada al público que puedes ahorrarte si contratas el taxi que cubre ese tramo. El descenso de 300 metros de desnivel por pista hasta el barranco donde empiezan los dos senderos es prácticamente el único tramo de desnivel destacado, el resto de camino es mayormente plano.

Muy importante tener en cuenta que nuestro track enlaza las dos levadas por el lugar más corto y pronunciado, si no estáis habituados a pasos técnicos seguid deshaciendo el camino y llegaréis a otra pista más fácil que también une los dos caminos. Os dejamos el track para descargarlo:

Powered by Wikiloc

PR22 Chão dos Louros

Una ruta imprescindible para entender desde el terreno la importancia de los bosques de Laurisilva y por qué fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esta ruta, muy fácil y corta, hace un precioso recorrido por una de las partes más antiguas y salvajes de la isla de Madeira. Ten en cuenta que estos bosques son muy húmedos y sombríos, por lo que deberás llevar ropa de abrigo incluso en verano.

Te dejamos el track para que puedas descargarlo y seguirlo:

Powered by Wikiloc

PR9 Levada do Caldeirão Verde

Con diferencia, la ruta más bestia que hicimos en Madeira. Es una ruta bastante exigente, sobre todo mentalmente, ya que pasas por incontables cascadas, algunas literalmente pasas por debajo de ellas porque el camino no puede salvarlas, y también cruzas hasta 12 túneles para llegar a la última de las dos grandes cascadas de este barranco, la Cascada Caldeirão do Inferno.

Es una ruta que solo ida son casi 10 km, aunque con poco desnivel. La primera parte es la más popular y te lleva hasta la primera gran cascada, también la más bonita, Caldeirão Verde. Después de ella, la levada sigue y se adentra en un barranco de belleza radical, profundo, verde intenso, realmente abrumador, que sigue cruzando túneles, que te obligan a hacer equilibrios mientras agachas la cabeza, hasta llegar a la segunda gran cascada, menos caudalosa.

Aunque todo lo que has leído frena un poco las ganas, realmente merece la pena hacerla. Eso sí, equípate bien para realizar esta ruta con chubasquero y linterna. Te dejamos todos los detalles en nuestro track de Wikiloc, nuestra app oficial para mapas outdoor:

Powered by Wikiloc

PR14 Levada dos Cedros

Preciosa y sencilla ruta, menos turística y, por lo tanto, menos masificada que otras, que recorre una de las levadas más antiguas de la isla, construida en el Siglo XVII, hasta llegar a la Cascada dos Cedros. Un entorno natural virgen rodeado de abundante vegetación, como los bosques de Laurisilva, con especies centenarias, anteriores incluso a la llegada de los humanos a la isla.

La vuelta la hicimos por la carretera por mal tiempo, pero si el clima te lo permite te recomendamos volver por el precioso bosque de fanal que visitamos días después. Te dejamos el track para que lo descargues y puedas seguir:

Powered by Wikiloc

Bosque de Fanal

Este rincón natural es uno de los lugares más antiguos de la isla de Madeira. Un centenario bosque, dentro del Parque Natural de Madeira, que dibuja formas asombrosas y coge un aire «encantado» los días con niebla.

Puedes hacer una pequeña circular cruzando el bosque hasta llegar a Lagoa do Fanal, una pequeña laguna que también es un cráter, el único visitable, y que evidencia la existencia de volcanes en el pasado de la isla.

Pico Ruivo

No podíamos hablar de las mejores rutas de senderismo de Madeira y dejarnos el ascenso a su pico más alto. Con 1.861 metros de altura, Pico Ruivo es un gigante rocoso que se destaca dentro del Macizo Central de Madeira y comparte espacio con otros dos grandes picos, Torres y Areeiro.

La ruta clásica de senderismo une los 3 picos partiendo de Areeiro, al que se llega directamente en coche, y cruzando Torres a través de unos túneles construidos, pues a este pico ya no se puede subir por desprendimientos, hasta llegar al Pico Ruivo. Es realmente una ruta sencilla y bastante asequible para cualquier persona habituada al senderismo.

Solo a tener en cuenta que, debido a los vientos alisios predominantes, esta zona suele estar siempre cubierta por nubes, así que nuestro consejo es que busques un día que no sople vientos del norte para realizarla.

PR8 Vereda da Ponta de São Lourenço

Y llegamos a la última ruta propuesta, totalmente diferente a todas las anteriores, que te lleva a realizar un precioso recorrido por la punta más oriental de la isla, la Ponta de São Lourenço. Un paraje natural precioso, salpicado de grandes acantilados, praderas verdes y espectaculares playas de aguas azules cristalinas.

Esta ruta está llena de rincones bonitos donde pararse a pasar el día, tanto que nosotros la hicimos dos veces para poder disfrutar de sus calas. Así que cuando vayas recuerda llevarte ropa de baño, gafas y tubo de snorkel, lo disfrutarás. Descárgate nuestro track, con todos los puntos, desde aquí:

Powered by Wikiloc

Los pueblos más bonitos de Madeira

Aunque la isla no tiene un gran patrimonio arquitectónico y su gran reclamo no son los pueblos, sino su naturaleza, cierto es que en un viaje hay tiempo para todo y, quizás, te guste dar algún paseo relajado por alguno de sus bonitos pueblos marítimos. Por ello, te hemos hecho esta selección de los que, para nosotros, fueron los pueblos más bonitos que ver en Madeira.

Funchal, la capital de Madeira

La capital de Madeira, más allá de ser un centro social y logístico de la isla y el lugar de residencia de la mitad de su población, tiene también un pequeño casco histórico lleno de edificios representativos de gran valor arquitectónico que definen la historia de la isla.

Los principales puntos de interés que no debes perderte en tu tour por Funchal son: el Paço del Concelho, la Iglesia de São Lourenço, el Palacio de São Lourenço, la Sé de Funchal, el famoso mercado de Lavradores, la Rua de Santa María, la más vieja de la villa y, al fondo, el Forte de São Jorge.

Pero si quieres ampliar información y saberlo todo sobre los puntos más importantes de la capital, te recomendamos que te pases por nuestro artículo sobre Qué ver en Funchal, donde profundizamos en esta lista y la ampliamos con todo lo que puede ofrecerte la ciudad.

Cámara de Lobos

Cámara de Lobos fue el primer pueblo fundado en Madeira, antes incluso que Funchal, gracias a su bahía natural, que era un abrigo excelente para las embarcaciones. Disfruta de un paseo por las cuatro calles del casco histórico de este pueblo pescador y no te pierdas el espectáculo de color de las pequeñas embarcaciones pesqueras varadas en su playa de calhaus (piedras).

Aprovecha tu visita a Cámara de Lobos para darte un baño saltando desde su muelle donde el agua está increíblemente cristalina o también date un paseo por un sendero marítimo que une esta población con la Praia Formosa, ya dentro del municipio de Funchal. Un lugar que, por cierto, tiene unas puestas de sol preciosas.

Jardim do Mar y Paul do Mar

Si buscas ese pueblo alejado del turismo y las multitudes, pueblos auténticos, rurales, ajenos al trasiego turístico del resto de la isla, no puedes dejar de visitar estos dos pueblitos ubicados juntos en la costa sur de Madeira.

Jardim do Mar y Paul do Mar son dos pueblos de origen pesquero que durante años estuvieron aislados por carretera y solo era posible llegar a ellos por mar. Eso los mantuvo inertes al crecimiento del resto de la isla. Actualmente, son dos destinos famosos en el mundo del surf y es que, como puedes comprobar en las fotos, en su trocito de costa se forma una impresionante ola que forma parte del circuito nacional de surf.

Ribeira Brava

Ribeira Brava es uno de los destinos turísticos más codiciados de la costa sur de Madeira, que ha sabido mantener a raya su crecimiento, manteniendo un ambiente tranquilo, relajado y rural y conservando la arquitectura original de su pequeño casco antiguo, siendo este su principal reclamo patrimonial.

No desaproveches la oportunidad de pasear más allá de su paseo marítimo y adéntrate por sus calles peatonales hasta encontrarte la iglesia São Bento y el ayuntamiento.

Ponta so Sol

Este pequeño pueblo de la costa sur de Madeira se autoproclama como el pueblo con más horas de sol de Madeira. Sinceramente, en nuestro viaje de un mes por Madeira no se merecía este título, pues otras poblaciones del sur fueron más afortunadas climatológicamente, aunque es cierto que el clima en Ponta do Sol era envidiable.

Más allá del clima, Ponta do Sol tiene un precioso frente marítimo muy bien conservado que hoy ha sido convertido en una oferta hotelera manteniendo su arquitectura original. Su precioso paseo marítimo está lleno de fachadas salpicadas de distintos colores. También te recomendamos visitar su puente medieval, antigua entrada al pueblo, y la Cascada de Anjos, una curiosa cascada que cae directamente sobre la carretera.

São Vicente

São Vicente es un pequeño pueblo agrícola ubicado en uno de los valles más espectaculares y fotogénicos de la costa norte de Madeira. De entre sus puntos de interés se destacan la iglesia, el ayuntamiento, el jardín de plantas indígenas y, como punto más curioso, buscando en el interior del valle, la Capelinha.

Y es que la Capelinha, esta curiosa torre con 4 enormes relojes erigida en lo alto de un monte visible desde cualquier punto, tiene una gran historia detrás. Siglos atrás, cuando el agua era escasa y privada, las distintas familias agrícolas del valle se peleaban por el tiempo de riego que tenía cada una. Para zanjar las disputas y demostrarles que todos disponían del mismo tiempo, el cura hizo construir esta capelinha usando la excusa del culto y puso 4 grandes relojes, bien visibles, para que nunca más se discutieran.

Santana

Santana no es realmente un núcleo urbano con un casco antiguo que visitar. Su reclamo real, digno de ver, son unas pequeñas casas tradicionales agrícolas construidas a dos aguas con techos de paja y dos plantas. En la planta superior se almacenaba la paja, mientras que en la inferior se vivía. Actualmente, se conservan como reclamo turístico con pequeños puestos de artesanía en su interior.

Machico

La población de Machico en el lado oriental de la isla, muy cercana a la Ponta de São Lourenço, ha crecido hasta convertirse en la segunda más grande e importante de la isla. Fundada en el Siglo XV creció fuertemente gracias a la producción de la caña de azúcar.

Hoy en día conserva un precioso casco histórico con múltiples edificios de gran valor arquitectónico, que no debes perderte, como son la Iglesia Matriz y el Paço del Concelho, ambos con detalles góticos y manuelinos, varias capelas, como Nosso Senhor dos Milagres y de São Roque. Y, en lo que a arquitectura militar respeta, es importante visitar el Forte de Nossa Senhora do Amparo, del Siglo XVIII.

Que ver en la isla de Porto Santo

Que no se te olvide que Madeira, además de una isla, es también un archipiélago. Este archipiélago incluye hasta 5 islas más: las Islas Desertas, las Islas Salvajes y Porto Santo. De todas ellas, la única visitable es la Isla de Porto Santo y, ¡créenos!, merece mucho la pena su visita. Así que vamos a explicarte las actividades y lugares más interesantes que ver en Porto Santo.

Porto Santo es una pequeña isla a unos 20 km al noreste de Madeira que, gracias a su altura muy inferior, con picos que no superan los 500 metros, las nubes y las lluvias no se estancan en sus cimas y goza de mucho mejor clima que su hermana mayor.

Lo más destacable que ver en Porto Santo es su playa dorada, y no es un calificativo, es que se llama realmente así, pues a lo largo de 9 km, sus arenas doradas definen la costa sur de la isla. Esta playa ha sido considerada la mejor playa de Europa según la clasificación creada anualmente por Best Destination European.

Más allá de su playa, los principales reclamos de la isla de Porto Santo son naturales, como sus dunas fósiles, miradores, las piscinas naturales del norte y sus espectaculares picos, que aunque pequeños, son un espectáculo para los amantes del senderismo. Pero todo esto, merece un artículo aparte donde poder profundizar, así que si vas a visitar esta isla, te interesa leer este artículo sobre que ver en Porto Santo.

Qué ver en la isla de Madeira: Mapa con todos los puntos

Buscar entre cientos de webs información sobre puntos, horarios, precios, etc., puede llegar a ser agotador y odioso, pero ¿y si te dijera que todo ese trabajo ya está hecho con el máximo esmero y profesionalidad y podrías tener un mapa de Madeira con más de 80 puntos e información útil sobre ellos como horarios, precios, enlaces, etc.?

Entonces, ¿por qué ibas a perder tu tiempo haciendo ese tedioso trabajo? Hazte mecenas de aVANtureros, por 3 míseros euros, y tendrás acceso ilimitado a todos nuestros mapas, entre los que se incluye el mapa de Madeira. Te contamos más sobre cómo funciona Patreon en este artículo.

Esperamos haberte ayudado, si quieres déjanos un comentario dándonos tu opinión o consultándonos cualquier duda, te responderemos encantados.

4 comentarios

  1. Impresionante! gracias por facilitarnos la información. Vamos proximamente y esta es la mejor página que he encontrado sobre visitar Maderia. Fracias!

    1. ¡Gracias Pilar! La verdad es que le ponemos tantas ganas a nuestras guías como a nuestros propios viajes. No dudes en usar nuestro código de Civitatis si tenéis pensado en realizar alguna actividad chula durante vuestra visita a la isla. ¡Que disfrutéis de vuestras vacaciones!

    1. Nos alegramos mucho Febus. Esperemos que te animes a conocer este archipiélago y puedas disfrutarlo tanto como lo hicimos nosotros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *